¿Qué significa TSI en Volkswagen?

¿Qué significa TSI en Volkswagen?

Desde principios de los años 90, las normas anticontaminación son cada vez más restrictivas y obligan a los fabricantes de vehículos a incorporar sistemas que reduzcan considerablemente las emisiones contaminantes a la atmósfera.

Estas medidas obligaron a eliminar el plomo en las gasolinas, reducir considerablemente las cilindradas, incorporar catalizadores, aumento del número de marchas en la caja de cambios o el montaje de sensores.

En el año 2008, Volkswagen lanza al mercado un motor totalmente novedoso, que venía a ser una versión totalmente mejorada de los motores FSI, el TSI (Turbocharged Stratifield Injection). 

Hoy, vas a descubrir cómo es un motor TSI Volkswagen, cómo funciona y en qué modelos podemos encontrarlo.

¿Qué significa TSI?

Las siglas TSI significan Turbocharged Stratifiel Injection, ofreciendo una mayor potencia en los motores. 

Fue creado por los ingenieros de Volkswagen buscando cambiar y revolucionar el mundo de los motores de gasolina. Anteriormente, los motores TDI contaban con 150 caballos de un motor 1.900, mientras que los TSI llegaban hasta los 170 CV con un motor de 1.400.

¿Cómo funciona un motor TSI?

El funcionamiento de los motores TSI es bastante sencillo de entender. Se basa principalmente en dos elementos:

  • El turbo integrado al motor.
  • El compresor volumétrico.

Estos dos elementos, accionados por la correa auxiliar, permiten al motor sacar su máxima potencia en cada ciclo de trabajo. 

Cuando el vehículo entra en velocidades bajas, como pueden ser la 1ª o la 2ª, el llenado de los cilindros es mucho más lento, consumiendo menos combustible y consiguiendo un rendimiento bastante óptimo.

Sin embargo, cuando la velocidad del coche aumenta, el aire que va a entrar por el circuito de admisión, va a llegar con mayor rapidez a los cilindros del motor, optimizando la cantidad de aire por las válvulas colocadas en el conducto de admisión.

Con ello, se producirá una menor presión con respecto a los anteriores motores TFSI, consiguiendo que con un motor mucho más pequeño, en lo que a cilindrada se refiere, consiga una mayor potencia y por consiguiente, un mayor rendimiento.

Este tipo de motores tienen una ventaja y es que, a mayor velocidad y potencia alcanzada, aunque pueda parecer lo contrario, son capaces de reducir considerablemente el consumo de combustible, por lo que aporta una optimización y un ahorro en carburantes.

Gracias a esta tecnología, se puede disfrutar de un dinamismo para conducir en grandes ciudades, con cuestas prolongadas, donde se puede ver realmente el rendimiento del motor TSI.

Este tipo de motores se pueden encontrar en los modelos Golf en todas sus versiones, Golf GTI, Jetta en sus versiones Trendline, Confortline, etc. y en el modelo Tiguan también todas sus versiones.

Desde Volkswagen Canarias te hemos ofrecido toda la información que necesitas para conocer en profundidad los diferentes motores con los que cuentan nuestros vehículos, como en este caso los motores TSI y el cambio que supusieron para el sector del automóvil.

También te puede interesar

Texto legal de Volkswagen

  • Potencia máxima calculada de acuerdo con UN-GTR.21, que se logra durante máximo 30 segundos. La potencia disponible en la situación de conducción individual depende de varios factores como la temperatura exterior, carga, acondicionamiento del vehículo, envejecimiento, físico de la batería de alto voltaje. La disponibilidad de potencia máxima requiere una temperatura de la batería de alto voltaje de entre 23 y 50°C y carga de la batería > 88%. Desvíos en estas condiciones pueden llevar a reducir el rendimiento. La temperatura de la batería, puede hasta cierto punto, estar influenciada indirectamente por la función del aire acondicionado. El estado de carga se puede configurar en el vehículo, entre otras funciones. La potencia actual disponible se muestra en el display de potencia en el Digital Cockpit del vehículo de Volkswagen. Para preservar la capacidad útil de la batería de alto voltaje lo mejor posible, se recomienda configurar la carga al 80% para el uso diario (que puede cambiarse al 100% antes de trayectos de distancias largas, por ejemplo).
  • Autonomía determinado según el procedimiento de prueba armonizado mundialmente para vehículos y automóviles comerciales ligeros (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure, WLTP) para la autonomía más favorable de equipamiento de cada modelo respectivamente. Los valores reales de la autonomía WLTP pueden variar en función del equipamiento. La autonomía real difiere en la práctica según el estilo de conducción, la velocidad, el confort de los pasajeros, la temperatura exterior, el número de pasajeros, la carga y la topografía.