Impuestos coches electricos

Qué impuestos pagan los coches eléctricos

Qué impuestos pagan los coches eléctricos

Hoy en día, la popularidad de los vehículos eléctricosOpens an external link es cada vez mayor. Por eso, es normal que una de las grandes dudas que se hacen aquellos que quieren comprar uno es qué impuestos pagan los coches eléctricos.

De acuerdo con datos del portal especializado Movilidad EléctricaOpens an external link, las ventas de automóviles eléctricos no dejan de aumentar año tras año y ya tienen una cuota de mercado del 5,69% respecto al total, tal y como se puede ver en la siguiente gráfica:

Comparativa ventas vehiculos electricos

Si se mantienen estos datos, las previsiones indican que estas buenas cifras continuarán incrementándose en lo que resta de año, así que no está de más hacerse la siguiente pregunta: ¿qué tienen los coches eléctricos para tener cada día más adeptos?

Obviamente, aparte de no generar gases contaminantes y ser una gran herramienta medioambiental, entre sus enormes ventajas se encuentran su tasa de averías cercana al 0%, su prácticamente inexistente mantenimiento, sus grandes facilidades en las ciudades para aparcar y circular o sus ventajas fiscales, algo que conviene conocer detalladamente.

 

¿Cuáles son los impuestos que pagan los coches eléctricos?

Impuestos vehículos eléctricos

Pagar impuestos al adquirir un automóvil es algo de lo que no se puede escapar. En el caso de los vehículos de combustión sabemos que hay que pagar el IVA, el impuesto de matriculación, el impuesto de circulación… Ahora bien, en el caso de los coches eléctricos no pasa lo mismo.

¿IVA reducido en coches eléctricos?

Lamentablemente, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) no es reducido en España, así que al comprar un vehículo eléctrico se debe pagar el 21% correspondiente (tipo general). Es algo de lo que se quejan muchos usuarios y asociaciones como ANFACOpens an external link o AELECOpens an external link.

Lo que parece evidente es que al reducir el IVA disminuyen los precios de los vehículos eléctricos, así como la diferencia de precio entre este tipo de vehículos y los de combustión, lo que a su vez incrementa la demanda.

Además, los coches eléctricos no contaminan ni hacen ruido, por lo que ayudan a disminuir el gasto sanitario. Y como colofón, no hay que importar tanto petróleo y se estabiliza el consumo eléctrico.

Impuesto de Matriculación del coche eléctrico

Los tipos impositivos de esta tasa, oficialmente llamada Impuesto Especial Sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMTOpens an external link), varían según el nivel de emisiones de CO₂ del automóvil. Se trata de uno de los impuestos que los coches eléctricos no pagan. Estos tipos impositivos, si no hay contratiempos, cambiarán a partir del verano de 2021:

  • 0% para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 g/km de CO₂ → 144 g/km de CO₂
  • 4,75% (3,75% en la comunidad canaria) para los que generan emisiones entre 120 y 160 g/km de CO₂ → entre 144 y 192 g/km de CO₂
  • 9,75% (8,75% en el archipiélago canario) para aquellos con emisiones entre 160 y 200 g/km CO₂ → entre 193 y 240 g/km de CO₂
  • 14,75% (13,75% en Canarias) para los vehículos con emisiones mayores a 200 g/km CO₂ → más de 240 g/km de CO₂

Impuesto de Circulación del coche eléctrico

Esta tasa municipal anual, oficialmente llamada Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTMOpens an external link), puede tener hasta un 75% de bonificación en los automóviles eléctricos. Varía en función de las ordenanzas de cada municipio, puesto que no se aplican las mismas ventajas fiscales en todos.

IRPF

Los autónomos y las empresas también pueden beneficiarse de una retribución en especie en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los empleados. De acuerdo con su reglamento, los automóviles eléctricos de batería, autonomía extendida o híbridosOpens an external link enchufables con una autonomía mínima de 15 kilómetros (siempre que su valor de mercado no supere los 40.000 €) pueden reducir esta tasa en un 30%.

 

Impuestos que pagan los coches eléctricos en Canarias

Impuestos automóviles eléctricos

En el caso del archipiélago canario, hay que tener en cuenta que el Impuesto General Indirecto Canario (IGICOpens an external link) es del 0% para los vehículos eléctricos, los híbridos y los impulsados por gas (para transporte público y de profesionales en este último caso) cuyas emisiones de CO₂ sean menores de 110 g/km.

De este modo, el llamado “IVA canario” es algo moderno en España y es todo un impulso para introducir dichos automóviles masivamente en el mercado. Así, se estima que el 55% de los vehículos que circulen por las carreteras canarias en el año 2030 serán eléctricos puros o híbridos enchufables.

Ayudas y subvenciones para comprar coches eléctricos

Ante todo, es importante tener en cuenta que la Ley de Cambio Climático y Transición EnergéticaOpens an external link, en su artículo 14.2, establece literalmente:

"Que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos (...) sean vehículos con emisiones de 0 g CO2/km de conformidad con lo establecido por la normativa comunitaria. A tal efecto, previa consulta con el sector, se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos, que incluirán medidas de apoyo a la I+D+i."

Por ello, y sabiendo que las energías serán por ley 100% renovables en 2050, no es de extrañar que las administraciones (tanto a nivel nacional, como regional y local) se hayan puesto manos a la obra para fomentar la electromovilidad mediante distintas ayudas y subvenciones con las que se pueden beneficiar los usuarios.

Impuestos carros eléctricos

Plan MOVES

En la última edición del Plan MOVESOpens an external link se pueden recibir ayudas para la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables y la infraestructura de recarga de vehículo eléctrico (hasta un 80% del coste).

En el caso de los coches eléctricos y los vehículos híbridos enchufables con autonomía superior a 90 km, esta subvención puede alcanzar los 7.000 € si se incluye el achatarramiento de un coche de más de 7 años. En caso contrario, la ayuda llega a los 4.500 €.

Ahora bien, si el vehículo híbrido enchufable cuenta con una autonomía entre los 30 y los 90 km, el importe es de 5.000 € con achatarramiento y 2.500 € sin achatarrar.

Para acogerse a la ayuda con el achatarramiento de un automóvil antiguo, este ha de tener más de siete años, estar matriculado en España, tener pagado el último recibo del IVTM. Asimismo, debe llevar al menos un año inscrito a nombre del beneficiario de la ayuda.

Además, si el solicitante reside en un municipio con menos de 5.000 habitantes o tiene una discapacidad por movilidad reducida tendrá un 10% extra en la subvención.

Visto lo visto, tanto las ayudas y subvenciones como la cantidad de ventajas fiscales que tienen los coches eléctricos en España, y sobre todo en Canarias, refuerzan el compromiso de las autoridades en la inversión de energías limpias y en conseguir un parque de vehículos cada vez más respetuoso con el medioambiente.

También te puede interesar